lunes, 8 de abril de 2013

El del Norte, nunca será un clásico más

Cuando llegaba al Monumental Waldino Maradona me detuve a sacar unas fotos a los chicos de Juventud que se acercaban con los trapos desde el corazón oeste del barrio. La estampa no fue menor del otro lado, pero ahí no pude estar por una cuestión de ubicación para mi laburo. Y digo, que estas estampas continúan una tradición que afortunadamente se transfiere según pasan las generaciones, con la misma fidelidad en el corazón. Fue en domingo, el día donde se celebra la pasión si se quiere más añeja de nosotros los argentinos, y estas son fiestas de guardar, sin paganizar el concepto. Ya en la previa del partido, para mi gusto, lo mejor es charlar con aquellos que viven el asunto como no existe otra forma. Y por eso con el  "Juancho" Williner de siempre dimos vuelta algunas páginas de buenos recuerdos, citando nombres, momentos y mucho más de esta historia que aún nos contiene. 
El entorno de un Juventud - Sportivo o viceversa, tiene su trasfondo que enrosca pasado y presente, seguramente como sucederá con otros clubes. Y decíamos, mirando hacia el Este donde la barra visitante metía fuego a puro tambor y garganta y la Carioca contestaba con el mismo ritmo batiente, que los viejos árboles del lateral están regados con anécdotas y pasajes hermosos de cuántas batallas eminentemente deportivas. 
Eso me inspira el fútbol y me emociona compartir el privilegio de pensar y decirlo de este modo. Ayer ganó Juventud, 1 a 0, y yo debo reconocer que, fuera de cualquier protocolo idiota que reza, que quien se cree periodista no debe tener color alguno, me fui triste de Zeballos y Colón por mi alma zanjonera. ¡Pero a pesar de ello celebro este clásico!                                                                                                                                 




 El "turco" Kaiser y "Piri" Pelozatto en la "choripanera", uno arquero y el otro, un  wing bien por la línea, de los de antes. Amigos colaborando con sus colores. 











 El arbitraje estuvo dentro de los parámetros normales, no influyó en el resultado y estuvo equilibrado y equitativo en el reparto arbitral, algo que no es sencillo de lograr en estos tiempos, y que cuando sale como debe ser, es lícito reconocerlo.

 Esteban Fernández llegó una vez de Unión, el del Estadio "Barrilete" de otra época, y ya lleva varias temporadas en el Sportivo de Rivadavia y Alem que obviamente lo considera propio.
 Gastón Salinas, el hijo del "Caudillo", recuperado luego de un alejamiento transitorio, sigue  dando su experiencia en un equipo joven que quiere jugar buen fútbol.
 Los Calza, hijos de familia futbolera, nietos de Pepe, unidos por el juego su pasión rojinegra.




 La acción del único gol de la tarde, inesperado, repentino, apenas justificado pero, gol al fin.












 La plasticidad de la imagen, el gesto del golero  Fabián Tschieder en el aire con su oponente inmediato, y el contexto grupal, da la pauta de la vehemencia con que se jugó, más allá de la exquisitez que todos pretendemos ver cuando vamos a una cancha.



 Esto era el empate, como un par de situaciones más que el Zanjonero no supo aprovechar, ¿será causa del síndrome de abstinencia que sufren los delanteros de nuestro fútbol nacional?
 Las manos apretadas del final dentro del field, los gritos de victoria y los rostros del resultado opuesto, cerraron un nuevo clásico del barrio norte, con todo su folklore, con toda su gente que se sigue renovando en sus tribunas nostalgiosas por los viejos hinchas que ya no están. Bendice Dios a nuestros clubes de toda la vida, gane quien gane y pierda quien pierda.

2 comentarios:

Lechu... dijo...

José quiero felicitarte por la cobertura que has echo el material fotografico es muy bueno y me hiso recordar los clasicos que pude estar con muchas alegrias y tristesas,sigo pensando que el clasico del barrio NORTE es el partido que mas se vive en la liga no creo que alla otro igual,podran ser quizas los clasicos de Humboltd o de Franck o de san carlos pero de lo que estoy realmente seguro es que ninguno lo viven con la pasion de un JUVENTUD SPORTIVO y en cada clasico una historia nueva para contar......
José te mando un abrazo a la distancia y prometo entrar seguido a tu pagina,,,,

josé dijo...

Por aquí andaremos metiendo el corazón a las cosas que que nos apasionan, sos un amigo.